jueves, 16 de septiembre de 2010

Aprovechar el tiempo: lo que cuesta una plaza escolar

Lo comentábamos esta mañana en la primera clase del curso con un grupo de alumnos de 3º: hay que aprovechar el tiempo, porque el tiempo (escolar) es oro (o casi). Y lo es por muchos motivos, especialmente por el coste de un plaza escolar o, si se quiere, por el gasto (o la inversión, en este caso), que la sociedad realiza para que cada chico y cada chica puedan estar escolarizados. ¿Cuánto nos cuesta a todos una plaza escolar? ¿Cuánto la de un repetidor? ¿Y la de un alumno/a de Diversificación Curricular? Insistíamos que bien gastado está el dinero si, finalmente (después de repetir curso, o después de pasar por un programa de grupos reducidos que cuestan el doble) se aprovecha el tiempo, se aprende y se llega a la titulación aunque sea uno o dos años más tarde.
Pero si no se es consciente del enorme esfuerzo que la sociedad realiza para que cada uno de nuestros jóvenes pueda estudiar, si no se es responsable y se responde con dedicación y esfuerzo, si se “pasa”… se está tirando literalmente a la basura mucho dinero: el que cuesta cada plaza escolar. ¿Y cuánto es eso?
No es fácil saberlo, pero veamos los datos que nos aportan diferentes fuentes de los que podremos obtener una cifra aproximada de lo que andamos buscando: Según el informe "Las cifras de la Educación en España. Estadísticas e indicadores. Edición 2008", publicado por el Ministerio de Educación, la inversión educativa por cada escolar en Andalucía era de 4.211 € al año (datos de 2005). El Sistema Estatal de Indicadores de Educación, un estudio del sistema educativo anual publicado por el Ministerio de Educación, en su edición de 2010 sobre datos de 2007, señala que en Andalucía, el gasto medio anula por alumno de enseñanzas no universitarias es de 5.060 €. La revista de CC.OO. “T.E.”, en su nº 312 (de abril de 2010), incluye los datos de un estudio realizado por este sindicato en el que se indica que la inversión total por alumno era en Andalucía 4.594 € en el año 2007. Por no cansar con datos e informes, terminamos con el que lleva por título “La Educación en Andalucía. Análisis y Perspectivas”, elaborado por el Parlamento de Andalucía el curso pasado. En él se aportan datos del “gasto público por alumno” (citando fuentes del Ministerio de Educación del año 2006) y se señala que en Andalucía asciende a 4.713 €.
Sea cual sea la cifra exacta, no andamos muy descaminados si, a efectos “didácticos” redondeamos y nos quedamos con la de 5.000 € por alumno de secundaria cada curso, aunque probablemente la cifra será mayor. Es decir, entre 450 y 500 € al mes. Con estas cuentas andábamos esta mañana y cuando el chico que salió a la pizarra calculó lo que costaba su plaza escolar cada mes, cada día, cada clase… ¡No se lo creía! “Qué caro es el colegio, profesor”, fue lo que finalmente dijo. El tiempo (escolar) es oro. Tenemos que rentabilizarlo y aprovecharlo bien todos: el alumnado, el profesorado y las familias.