jueves, 28 de agosto de 2014

Los alumnos de Bachillerato, FP y Universidad ya pueden solicitar Beca.

Los requisitos para no tener que devolver la ayuda se bajan en ingenierías y ciencias

Universitarios y estudiantes de bachillerato y formación profesional pueden solicitar ya las becas para el próximo curso. El plazo concluye el 30 de septiembre en las enseñanzas medias y el 15 de octubre en las universidades. El Gobierno contempla un presupuesto global de 1.411 millones de euros, aunque únicamente 1.018 se destinarán a ayudas directas a alumnos. Los 400 millones restantes están previstos para sufragar las ayudas a estudiantes con necesidades especiales y a compensar a las universidades por los servicios académicos que prestan a los becarios y por las bonificaciones que conceden a las familias numerosas. 

La convocatoria del Ministerio de Educación, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), sigue la política de ayudas al estudio establecida el año pasado: divide la cuantía de las becas en una parte fija, con un tope máximo de 3.000 euros, y otra variable que depende tanto del expediente del alumno, como de la nota media de los becarios de su área de conocimiento y de los recursos disponibles. 

Para acceder a las ayudas máximas hay que tener unos ingresos que no excedan de los 13.909 euros en el caso de una familia de cuatro miembros (7.278 para las de dos y 10.606 en familias de tres miembros). Además, la nota media para los alumnos de nuevo ingreso en la universidad debe de ser 6,5 mientras que los que acceden a cursos superiores deben tener aprobada la totalidad de la materia (salvo en las enseñanzas técnicas, donde se acepta el 85%) o, en su defecto, una nota media de 6,5 y tener superado el 90% de las asignaturas en humanidades y ciencias sociales, el 80% en ciencias y ciencias de la salud y el 65% de los créditos y un seis en el expediente en el caso de las ingenierías. 

No obstante, los criterios para conseguir la beca que cubre la matrícula no son tan estrictos. Para una familia de cuatro miembros los ingresos máximos previstos son de 38.831 euros. En este caso es, además, suficiente que el estudiante haya aprobado el 90% de las materias en humanidades y ciencias sociales, el 80% en ciencias de la salud o el 65% en las carreras técnicas y ciencias. 

La convocatoria de becas para el próximo curso también mantiene la obligatoriedad de devolver la beca para todo aquel estudiante que no apruebe la mitad de las asignaturas o no asista al 80% de las clases. Este año, sin embargo, incorpora una novedad al bajar el porcentaje de créditos aprobados del 50% al 40% para los becarios de las ingenierías y de ciencias. 

Este régimen de ayudas al estudio se aplicó por primera vez en el curso que acaba de concluir con fuertes críticas por parte de la comunidad estudiantil tanto por los recortes aplicados a la cuantía final que recibían los alumnos como por los importantes retrasos en el cobro. De hecho, la parte variable de las becas la percibieron cuando concluía el curso. 

Fuente: DIARIO DE JEREZ

ENLACES A LAS PÁGINAS OFICIALES DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA Y EL MEC:
-Becas JUNTA DE ANDALUCÍA
-Becas MEC

sábado, 2 de agosto de 2014

Exámenes de Septiembre en el IES F. Savater


jueves, 31 de julio de 2014

CURSO 2013/2014

Aquí encontrarás toda la información que publicamos en ELORIENTABLOG durante el curso 2013-2014.

Para facilitar la búsqueda, la información se ha clasificado en 5 bloques. Pulsando en cada uno de ellos aparecerán los enlaces a todos los post publicados:


-ALUMNADO 2013/2014 
-PROFESORADO 2013/2014
-FAMILIAS 2013/2014
-ACTIVIDADES DEL CENTRO 2013/2014 
-NOTICIAS EN LOS MEDIOS 2013/2014

martes, 15 de julio de 2014

Libros de Texto para el curso 2014/15 en el IES F. Savater

Estos son los libros de texto que utilizaremos en el IES F. Savater el próximo curso 2014/15.


-DESCÁRGATE  EL RESTO DE LA LISTA

domingo, 29 de junio de 2014

ESTUDIAR EN VERANO: algunos consejos

Si tienes asignaturas pendientes para septiembre, el tutor le ha entregado a tus padres orientaciones sobre lo que tienes que hacer (estudios, tareas, trabajos, repasos…) en cada materia no superada. Lee detenidamente esas indicaciones. Estos consejos pueden ayudarte a aprovechar mejor tus sesiones de estudio en verano.

¿Cuándo estudiar?
Elige una hora para empezar a estudiar y respétala. Se rinde más estudiando por la mañana, tras el desayuno. Trata de empezar a las 9 o las 10 (no más tarde). El tiempo que debes dedicar dependerá de las materias que tienes pendientes (al menos dos horas diarias). Respeta las horas de sueño y no te acuestes muy tarde.

Organiza tu tiempo. Hazte un horario realista… y cúmplelo.

No se trata de estudiar un día muchas horas y otro día apenas nada. No hay que quemarse, pero tampoco quedarse cortos… Debes compensar los esfuerzos y tratar de marcarte una rutina. Reserva un tiempo para cada materia. Prueba el horario una semana y corrige a la siguiente lo que no funcione. Lo mejor es que escribas el plan y el horario que te hayas marcado y lo tengas a la vista en tu cuarto para consultarlo.
(Los calendarios y hojas de planificación que hemos colgado pueden ayudarte).

Elige un lugar de estudio tranquilo y cómodo.
Preferiblemente un sitio fijo: tu habitación, el salón de tu casa, una biblioteca… El lugar debe ser tranquilo, sin ruidos y con suficiente ventilación para no pasar calor. Ponte cómodo para estudiar, con ropa ligera, postura relajada y con buena luz.

Ten a mano todo el material.
Para centrarte bien en los estudios y no levantarte continuamente a buscar o coger libros, cuadernos y apuntes, ten a mano todo lo que necesitas preparándolo el día anterior. No tengas el ordenador conectado, a no ser que lo necesites para estudiar. Si es así, apágalo inmediatamente después de usarlo.

Evita las distracciones.
En tu mesa o en tu lugar de estudio no debes tener nada que te distraiga. Si es preciso, sácalas de tu cuarto. Evita tener a mano el móvil, el mando de la tele, la consola… No estudies con música ni con la radio puesta. Respeta el tiempo de estudio. Diles a tu familia y amigos que no te interrumpan mientras estudias y trabajas.

Sigue una rutina en las sesiones de estudio.
Empieza a trabajar por las áreas o temas que consideres de dificultad media, sigue con lo más difícil y acaba con lo más fácil. Comienza con un vistazo general de los temas para tener una idea de lo que tienes que estudiar. Puedes parar un ratito cada hora (5 minutos) para beber agua, estirar las piernas o despejarte un poco. Si haces pausas muy prolongadas, perderás la concentración y no aprovechas el tiempo.

Repasa todos los días.
Al acabar la sesión de estudio, dedica cada día 15 o 20 minutos a repasar todo lo que has visto, a tratar de recordar lo estudiado, a volver a leer lo que no que quedó claro… De esta manera iremos preparando el camino para que cuando se acerquen los exámenes, podamos dedicarnos a dar el repaso final y a memorizar.

… y disfruta también del verano.
Si te organizas bien hay a tiempo para todo. Podrás tener la tarde entera o los fines de semana para disfrutar de las vacaciones. Piensa en los exámenes de septiembre como una nueva oportunidad para mejorar tus resultados. ¡Mucho ánimo! ¡No te rindas!.

viernes, 27 de junio de 2014

Mi hijo ha suspendido: algunos consejos para las familias (y II).

Siguiendo con el anterior artículo, apuntamos a continuación algunas ideas para afrontar los "suspensos" de manera constructiva:

Qué no hacer...

-Gritar o insultar
Los chavales ya llegan angustiados y tensionados cuando han recibido un suspenso. Que los padres añadan más dramatismo a la situación no ayuda en nada y puede resultar contraproducente. Se puede expresar el descontento de forma seria pero constructiva.

-Humillar y reprochar
Hay estudios que aseguran que el éxito escolar depende más del autoconcepto académico que de la inteligencia. Y calificar al chaval de inútil, vago o torpe daña su autoconcepto y no motiva.

-Sermonear y olvidar
Si no se adoptan medidas, el problema no se resolverá solo. Estudiar no es fácil y si sólo depende de la voluntad del chaval es muy probable que le tienten más otras actividades.

-Imponer grandes castigos
Los castigos imposibles, que no se pueden mantener en el tiempo, no tienen ninguna utilidad y deseducan. El recorte de privilegios debe ir condicionado a los compromisos adquiridos y la dedicación de tiempo al estudio.

-Buscar excusas
Los chavales que suspenden no tienen necesariamente problemas de aprendizaje ni desequilibrios internos. Y normalmente tampoco es culpa de los profesores. Conviene ser realista al analizar las causas.

Qué hacer...

-Mantener la calma
Cualquier suspenso es superable, es cuestión de esfuerzo complementario. Suspender puede tener incluso una vertiente positiva si se aprovecha para aprender a afrontar la frustración y a superarla con esfuerzo, sin eludirla ni caer en la agresividad.

-Buscar las causas
No es lo mismo un suspenso por una dificultad concreta o un bajón pasajero que suspender un montón de asignaturas por falta de trabajo, de organización y esfuerzo. Preguntar al hijo los motivos de sus calificaciones.

-Ser realista
Que el hijo suspenda no quiere decir que atraviese una depresión o tenga problemas de aprendizaje. Hay que hacer un análisis realista, a veces sólo es inmadurez.

-Hablar con los profesores
Conocer cuál es la actitud y rendimiento escolar, con el chaval presente en la reunión, para evitar las dudas sobre que alguien miente.

-Elaborar un plan de actuación
Pedir al hijo soluciones para cada una de las causas por las que ha suspendido y ayudarle a diseñar un plan para ponerlas en práctica. Las acciones han de ser claras y realistas. Puede ser interesante dejar constancia por escrito de los compromisos adquiridos y qué ocurrirá si no se cumplen.

-Ayudar
Aunque la responsabilidad de los estudios es de los hijos, a veces hace falta que los padres les motiven, les ayuden a organizarse, les proporcionen técnicas de estudio o un profesor particular que les explique.

-Supervisar
Los padres han de controlar que se cumplen las actuaciones previstas para superar los suspensos y hacer un seguimiento diario de las tareas escolares, y retirar privilegios si el chaval no asume sus responsabilidades.