viernes, 22 de noviembre de 2019

25 N: ¡Basta ya de mitos!




DESCÁRGATE LA FICHA COMPLETA

jueves, 21 de noviembre de 2019

25-N Conflictos en parejas adolescentes: estudio de casos

La mayoría de las relaciones entre las parejas adolescentes son, por lo general, sanas, basadas en el respeto mutuo,  lo que asegura una buena sintonía que produce satisfacciones mutuas y de las que chicos y chicas salen beneficiados.
Sin embargo, cada vez con mayor frecuencia descubrimos que algunas de estas parejas adolescentes están también afectadas por conflictos y problemas similares a los que surgen en las parejas de personas adultas que podemos calificar como “patológicas”.  
Y así, lamentablemente, no faltan tampoco ejemplos en estas parejas de chicos y chicas de casos de “violencia de género”, esto es, de violencia machista del hombre hacia la mujer,  en sus distintas manifestaciones: malos tratos psicológicos, control obsesivo sobre todo lo que hace la pareja, celos, relaciones de dominio… Aunque las agresiones sexuales o físicas no son frecuentes, a veces también se manifiestan en estas relaciones,  donde también encontramos algunos ejemplos de aislamiento, desvalorización pública o privada de la pareja, amenazas e intimidación… Son pocos casos, pero su incremento en estos años es preocupante.

Para reflexionar sobre las relaciones de pareja entre adolescentes, vamos a realizar la siguiente actividad de tutoría en la que se estudian distintos casos reales (en los que hemos introducido  las oportunas variaciones para evitar su identificación) que han sucedido en institutos de nuestro entorno.  Descárgate la ficha de trabajo y sigue atentamente las instrucciones de tu tutor/a.

-Descárgate la Ficha de Trabajo:  CONFLICTOS EN PAREJAS ADOLESCENTES (Word)

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Un día sin derechos.

¿Cómo sería un día sin los derechos de la infancia? Un día sin derechos podría ser así: no desayunarías, no irías a clase, no tendrías cita con el dentista, te pasarías el día en la calle y tus padres no te obligarían a irte a dormir a tu hora. ¿Un día fantástico? Bueno… pero la pregunta tiene trampa: la clave es que los derechos de la infancia no son para una única persona, sino para todos los menores de edad. Así que la situación se parecería más a esta:
-Nadie desayunaría (ni comería, ni cenaría).
-Nadie iría a clase ni recibiría ningún tipo de educación.
-Nadie podría ir al médico, aunque estuviera muy grave.
-Nadie tendría un hogar y todos los niños, niñas y adolescentes tendrían que buscarse la vida en la calle.
-Los adultos no se preocuparían de lo que es mejor para los niños y adolescentes, ni se esforzarían porque hicieran lo que más les conviene. Tampoco escucharían sus opiniones.
¿A que esta situación no es tan fantástica? Además, cuando los derechos no se cumplen, no suele ser sólo durante un día. Los niños y niñas que ven cómo sus derechos se vulneran no tienen la esperanza de pensar que al día siguiente todo será distinto. En demasiados casos, los niños llegan a adultos sin haber disfrutado de sus derechos. A veces, incluso pierden la oportunidad de llegar a la vida adulta, porque las violaciones sistemáticas de derechos como la nutrición, la salud, la educación o la protección hacen más vulnerables a niños y niñas a peligros que pueden costales la vida.

Derechos, por principio
Los derechos de la infancia se basan en cuatro principios fundamentales:
-La no discriminación: todos los niños tienen los mismos derechos. Esto significa: todos los niños y todas las niñas, en todo caso, en todo momento y sin excepciones. No importa su raza, su religión, su procedencia o las ideas de sus padres. Ningún niño debe recibir un trato injusto bajo ningún concepto.
-El interés superior del niño:cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para los niños y niñas. Cuando los adultos tomen decisiones tienen que pensar en cómo pueden afectar a los niños.
-El derecho a la vida, la supervivencia yel desarrollo: todos los niños y niñas tienen derecho a vivir, a desarrollarse y a alcanzar su máximo potencial en la vida. Esto incluye tener derecho a cosas como una alimentación y alojamientos adecuados, al agua potable, a la educación, a la atención sanitaria, al juego y el descanso, a actividades culturales y a información sobre sus derechos.
-La participación: los menores de edad tienen derecho a ser consultados sobre las situaciones que les afecten y a que sus opiniones sean tomadas en cuenta. Esto no significa que los niños puedan mandar sobre sus padres ni decirles qué tienen que hacer. La participación debe ir aumentando conforme a la edad y es importante para que los niños y jóvenes alcancen la madurez.

¿Realmente podrían desaparecer los derechos?
En realidad el ejemplo que hemos visto parte de una idea errónea: los derechos de la infancia no pueden “desaparecer”, porque son irrenunciables: son derechos humanos inherentes a la persona con el que nacen todos los niños y que existen hasta la mayoría de edad. Pero las situaciones descritas sí pueden producirse (de hecho se producen todos los días). Que todos los menores de edad tengan derechos no significa que todos sus derechos se respeten y se cumplan:
- En todo el mundo millones de niños y niñas ven amenazadas sus vidas por la pobreza la malnutrición, la falta de agua potable o los abusos.
-Demasiados son obligados a trabajar en condiciones peligrosas para su salud y para su desarrollo.
-Muchos no tienen acceso a la educación, al juego o al descanso.
-Las opiniones de muchos niños y niñas no son tenidas en cuenta y ni siquiera tienen acceso a la información necesaria para formarse un criterio.
-Muchos niños y niñas son explotados y carecen de un entorno protector (familia, comunidad o instituciones) que les cuiden y vigilen que no les pase nada malo.
-… Y demasiadas cosas mas

La Convención sobre Derechos del Niño
La Convención nació en 1989 para proclamar que todos los niños y niñas tienen unos derechos inalienables , universales e indivisibles y que los gobiernos tienen el deber de aplicar las políticas necesarias para garantizarlos y supervisar que se cumplen. Estos derechos son los Derechos de la Infancia, y aunque ya hemos visto que siempre han existido, esta fue la primera vez en la historia que se reconocieron y el mundo se comprometió en su cumplimiento.
Los países que ratifican la Convención están obligados a poner los medios para que los derechos de la infancia se cumplan en su territorio (elaborando leyes, creando instituciones de protección de los menores o promoviendo políticas de infancia, por ejemplo). El Comité para los Derechos del Niño vigila si los países cumplen con sus compromisos y hace recomendaciones para que cambien sus leyes y políticas.

Desgraciadamente la existencia de la Convención no es suficiente para garantizar el cumplimiento de los derechos: sin un verdadero compromiso de los gobiernos muchos niños corren el peligro de quedar desprotegidos frente a los abusos, la negligencia o el desinterés de los adultos. Además, todas las personas (adultos y jóvenes) necesitan conocer el alcance real de los derechos de la infancia para poder defenderlos. Por eso, darlos a conocer y difundirlos es tan importante. ¿Se te ocurren formas de hacerlo?

Actividad tomada de: http://www.enredate.org/cas/temas/todos_los_derechos_para_todos

-DESCÁRGATE LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO (15-18 Años)

El derecho más importante





Vamos a realizar una lectura colectiva del presente texto. Sigue las indicaciones del tutor/a y escucha con atención las explicaciones y reflexiones. Luego haremos una puesta en común sobre lo leído y reflexionaremos sobre los Derechos del Niño y su cumplimiento

La Convención sobre los Derechos del Niño tiene 54 artículos, que describen los derechos de todos los menores de edad y piden a los países que pongan los medios necesarios para que se cumplan. Llegar a esos 54 artículos no fue fácil y muchos expertos de todo el mundo trabajaron durante años para elaborar la Convención. La Convención es el tratado con más apoyo internacional: sólo Estados Unidos y Somalia no son Estados parte de la Convención .
La Convención puede ampliarse con documentos adicionales que aumenten la protección de algunos derechos: son los Protocolos Facultativos de la Convención . Actualmente hay dos protocolos que no han sido ratificados aún por todos los Estados Parte de la Convención .
 ¿Crees que existen unos derechos más importantes que otros? Esta es una pregunta que los expertos que elaboraron la Convención se preguntaron y que mucha gente que trabaja por los Derechos Humanos sigue debatiendo.

¿Hay derechos“secundarios”?
Aunque en algunos casos existen conflictos de derechos , que pueden hacerdudar sobre qué derecho es más importante en un determinado caso, los derechos de la infancia son indivisibles, interdependientes e interrelacionados.
Por ejemplo: un periodista quiere hacer un reportaje sobre un barrio en el que hay mucha pobreza, para que la gente sepa las injusticias que se cometen allí, pero algunas de las familias no quieren que sus hijos salgan en la tele. Esto sería un conflicto entre el derecho a la libertad de expresión del periodista y el derecho a la imagen de los niños. Resolver este problema es fácil: la Convención dice que se debe respetar siempre el interés superior del niño. Además, el periodista puede buscar otras formas de publicar la noticia sin las imágenes de esos niños.
Pero el espíritu de la Convención no es defender situaciones particulares (para eso están las leyes y los abogados), sino promover el respeto de todos los derechos para todos los menores de edad. Aquí es donde se ve más claramente que no es tan fácil decidir qué derecho es más importante.
Vamos a verlo más claro: elige el derecho que creas más importante en cada pareja:
-Salud o educación
-Protección o identidad
-No-explotación o no-discriminación
¿Los has elegido? Veamos unos ejemplos:

¿La salud es más importante que la educación?...…o ¿la educación es más importante que la salud?
María, de 20 años nunca pudo ir a la escuela. No aprendió a leer ni a calcular y había muchas cosas que no entendía, como los contratos o las recetas de las medicinas. Cuando cumplió los 18 años se casó con Pedro, que tampoco sabía leer ni escribir. Muchas veces no tenían trabajo y cuando trabajaban apenas ganaban para mantener a sus hijos. A veces los engañaban en el mercado o cuando intentaron comprar un burro que les ayudara en el trabajo. Cada vez eran más pobres y sus hijos estaban mal alimentados y enfermaban mucho. Su hija Ana, de 6 meses, murió cuando María y Pedro confundieron sus medicinas porque no entendía el papel que indicaba la dosis.

Ana perdió su derecho a la salud y la supervivencia, porque sus padres no tuvieron acceso a la educación.
Mwitwa tiene 6 años, vive en Zambia y está muy contenta porque por fin puede ir al cole. Sus padres han hecho un gran esfuerzo y ha podido matricularse y ya tiene sus libros y su uniforme. Un mes después de empezar el curso empieza a sentirse mal y muy cansada: tiene paludismo, una enfermedad transmitida por un mosquito. Comienza a tener fiebres muy fuertes cada cierto tiempo y cada vez queda más débil. No puede ir a la escuela y apenas puede estudiar en casa. En todo el año sólo ha podido ir 20 días al cole. A muchos niños y niñas de su aldea les pasa lo mismo todos los años.
Mwitwa está perdiendo su derecho a la educación porque no tiene acceso a los medios para prevenir el paludismo y tratarlo.

¿La protección es más importante que la identidad?...… o ¿la identidad es más importante que la protección?
Aunque todos la conocen como Lula, en realidad esta niña de 12 años no tiene nombre. Sus padres no la registraron al nacer y para las autoridades del países como si no existiera: no aparece en los censos ni tiene documentación ni un carnet de identidad. Sus padres siempre la cuidaron y lo hicieron todo por ella, así que no tuvo problemas hasta que ellos murieron. Como no estaba registrada no le concedieron una pensión y algunos familiares malintencionados se aprovecharon de la situación para quedarse con su casa y su herencia. Huyó de ellos porque no la trataban bien y, como no sabía a quién acudir, se unió aun grupo de niños que vivían en la calle. En las calles corre peligro, enferma mucho y alguna gente quiere abusar de ella. Ahora sobrevive con pequeños robos y vendiendo pulseras aunque cree que podría ganar algo más de dinero si se prostituyera.
Lula está desprotegida por no haberse cumplido su derecho a una identidad.


Ahmed tiene 13 años. Siempre ha sido un niño muy despierto y se le dan muy bien los deportes. Como su escuela está lejos de su casa, a veces le gusta ir corriendo, para entrenar. Un día unos hombres en un coche le preguntaron que si le gustaba correr y si era fuerte y valiente. También le preguntaron si le daban miedo los animales. Dijo que era muy fuerte y que ningún animal le asustaba. Los hombres lo secuestraron y consiguieron saltarse todos los controles policiales y las aduanas, e incluso sobornaron a un policía cuando les pidió los papeles del niño. Para evitar a más policías, consiguieron que alguien falsificara sus papeles y le cambiaron el nombre. Consiguieron sacarlo de su Pakistán natal y llevarlo a Arabia Saudí, bajo el nombre de Alí. Ahora es obligado a trabajar allí como jinete en carreras de camellos. Aunque se le da bien, tiene miedo porque cada vez está más cansado y algunos de sus compañeros ya han tenido accidentes y han muerto.
La falta de gente que protegiera a Ahmed y evitara que el secuestro tuviera éxito, ha hecho que pierda su identidad y otros derechos.

¿No ser explotado es más importante que no ser discriminado?...… o ¿no ser discriminado es más importante que no ser explotado?
Kosika acaba de nacer en un barrio de chabolas de una ciudad de India. Sus padres son dalits (“intocables”) una casta en lo más bajo de la escala social india. Los dalits no pueden relacionarse con personas de otras castas y ni siquiera tocar los mismos objetos que ellos. Los padres de Kosika quieren que su hija estudie y progrese y que sea feliz, pero saben que, por su condición social, siempre será rechazada y maltratada, y sólo conseguirá trabajo en los empleos más duros, peor pagados y menos considerados.
La discriminación que sufre Kosika la pone en peligro de ser explotada.

Tomás es un niño de 7 años que se levanta muy temprano todos los días para cuidar del rebaño de ovejas de su vecino. No cobra por su trabajo, pero a cambio de trabajar desde las 4 a las 8 de la mañana, puede llevarle un poco de leche a su familia. Cuando termina, aunque se da mucha prisa para poder llegar a tiempo, suele llegar tarde al colegio, porque tiene que cargar con un cubo de leche hasta su casa. Sin tiempo de desayunar y lavarse llega a clase, muy cansado y con mucho sueño. Allí, nadie quiere sentarse a su lado, porque dicen que huele a oveja. Tampoco quieren trabajar con él, porque dicen que está siempre medio dormido y que no se entera de nada.
La explotación que sufre Tomás hace que sea discriminado en clase.

Lo que une a estos chicos y chicas es que la vulneración de uno de sus derechos ha provocado que pierdan otros. Normalmente las situaciones son tan complejas que es difícil darse cuenta de qué injusticia ha provocado otra. Si te fijas bien en las historias, en las vidas de estos niños hay más derechos que pueden estar siendo pisoteados ¿Cuáles crees que son?

Tipos de derechos
La Convención incluye derechos de:
-Primera generación :
- Derechos civiles (por ejemplo, derecho a la vida, a la igualdad o a la libertad)
- Derechos políticos (por ejemplo, derecho a expresar una opinión)
- Derechos legales (por ejemplo, derecho a tener un juicio justo)
-Segunda generación :
- Derechos económicos (ej. Derecho a un nivel de vida adecuado)
- Derechos sociales (ej. Derecho a la educación o a la salud)
- Derechos culturales (ej. Derecho a la propia lengua)
-Tercera generación :

- Derechos colectivos (ej. Derecho a la paz, al desarrollo o a un medio ambiente adecuado)



martes, 19 de noviembre de 2019

10 mitos sobre los derechos de la infancia.

LA Convención sobre los Derechos del Niño  (o de la Infancia), recoge los derechos de todas las niñas, niños y jóvenes menores de 18 años.

1. Los derechos son “un rollo político”
Mucha gente piensa que los derechos son algo que tiene que ver con la política y las leyes y que preocuparse por ellos es poco práctico. A veces, cuando podemos disfrutar de nuestros derechos no nos damos cuenta de que nuestro día a día es posible porque se respetan nuestros derechos: tenemos un nombre, una familia, estudiamos, obtenemos ayudas y becas cuando no tenemos recursos, podemos ir al médico y no somos esclavos de nadie. Todas estas cosas las damos por supuestas, sin darnos cuenta de que son el reflejo de nuestros derechos.

2. Los derechos de los menores son “menores”
Demasiadas veces se asocia todo lo infantil y juvenil como “chiquilladas” y se le da menos valor que a las “cosas de adultos”. Esto no suele ser cierto, pero en el caso de los derechos de la infancia es completamente falso. Los derechos de los niños no son algo secundario, ni complementario ni prescindible. Son derechos humanos.

3. Si ya existen derechos humanos, “no hacen falta” los derechos de la infancia
Aunque los derechos de los niños y niñas son derechos humanos, no pueden intercambiarse. La Convención de los Derechos del Niño aporta una protección especial a los niños, porque hay derechos de los adultos que no pueden aplicarse a la infancia y viceversa. Por ejemplo, la Declaración de Derechos Humanos reconoce el derecho de “casarse y formar una familia”, mientras que los niños y niñas no tienen derecho a casarse y tener hijos, sino todo lo contrario: para ellos ser obligados a casarse y a tener hijos es una vulneración de sus derechos. Hay otros ejemplos similares, como el derecho al voto o la posibilidad de trabajar en un ejército. Otra razón importante por la que los niños, niñas y adolescentes tienen derechos especiales es que son personas dependientes de otras y van adquiriendo independencia a medida que crecen.

4. Si existen leyes que protegen a los niños y niñas y ya hay policías y jueces, la Convención “es innecesaria”
Muchas leyes de protección a la infancia existen precisamente porque los países que ratifican la Convención se comprometen a incluirlas en su legislación y a poner los medios necesarios para que se cumplan. Además, el Comité de los Derechos del Niño existe para vigilar que los países que han suscrito la Convención, la cumplan.

5. Los derechos “hay que conseguirlos”
Ningún niño tiene que esforzarse por conseguir sus derechos: los derechos humanos se tienen, se cumplan o no. Es algo que nadie te puede quitar y que forma parte de tu condición de ser humano. Todos los niños y niñas nacen con derechos y no tienen que conseguirlos, ni “ganárselos”. Si no se cumplen o sufren injusticias pueden reclamarlos o buscar el apoyo de otras personas que los exijan en su nombre.Cuando vemos que una persona sufre injusticias, es nuestro deber reclamar el cumplimiento de sus derechos.

6. Los incumplimientos de derechos son “algo lejano”

Muchos niños, niñas y adolescentes no pueden reclamar sus derechos porque ni siquiera los conocen. El derecho a la información es uno de los derechos recogidos en la Convención. La información y el conocimiento pueden abrirnos el paso al cumplimiento de otros derechos. (Cc Flickr/woodleywonderworks )
“Eso no me puede pasar a mí”, es a veces nuestra reacción cuando nos enteramos de las injusticias que se cometen con otras personas. Asumimos que las violaciones graves de derechos sólo ocurren en países muy pobres y nos dejamos llevar por prejuicios del tipo “eso es porque no tienen cultura”, “son unos fundamentalistas” o “sus gobiernos son corruptos”. Quizás si miráramos con un poco de atención a nuestro alrededor nos daríamos cuenta de que lo que provoca algunas de las injusticias más graves son actitudes y situaciones que también existen a nuestro alrededor.
7. Preocuparse por los derechos es “cosa de mayores”
En todo el mundo hay chicos y chicas que colaboran activamente para conseguir que los derechos de otros sean respetados. Participan en asociaciones, grupos de ayuda y en actividades de apoyo a chicos y chicas como ellos. Además, su trabajo es muy importante, porque para los chicos y chicas que sufren injusticias muchas veces es más fácil confiar en alguien como ellos que en un adulto.

8. Los derechos de los niños “sólo tienen que cumplirlos los adultos”
Que los niños y niñas tengan derechos no significa que no tengan obligaciones y responsabilidades. De hecho, estamos obligados a respetar los derechos de los demás, sean niños o no. Por ejemplo, reírse de alguien que tiene una discapacidad atenta contra su derecho a no ser discriminado y a no recibir malos tratos; difundir rumores sobre alguien vulnera su derecho a la imagen y acusar y castigar a alguien de algo que no ha hecho va contra su derecho a ser tratado con justicia.

Reclamar el cumplimiento de nuestros derechos no significa que tengamos derecho a reclamar cualquier cosa. Tenemos el deber de respetar los derechos de los demás.(Cc Flickr/sizumaru )
9. Los derechos de los niños significan que “puedo hacer lo que quiera”
La Convención sobre los Derechos del Niño es una cosa seria: significa un reconocimiento del deber de proteger a los menores de edad de injusticias graves que pueden limitar sus posibilidades de desarrollo y que pueden causarles problemas y sufrimiento. Esto no significa que los menores, sólo por el hecho de serlo, tengan derecho a todo. Por ejemplo el derecho al juego no implica tener derecho a “que me regalen los juguetes que pido”, el derecho a la alimentación no significa poder “elegir que todos los días quiero comer patatas” ni el derecho a la libertad de opinión es que “mis padres me dejen estar en la calle hasta la hora que yo quiera”.

10. Yo no puedo hacer nada por los derechos de la infancia
Chicos y chicas se manifiestan en el sur de Sudán por el respeto de sus derechos. Reclaman el final de los abusos sexuales que afectan a muchas niñas y mujeres de la región.(© UNICEF/NYHQ2007-0884/Cranston)

¡Claro que puedes hacer mucho por tus derechos y por los de otros chicos y chicas! Lo primero que todos podemos hacer por nuestros derechos es conocerlos. Luego podemos reflexionar sobre situaciones de nuestro entorno en la que estos derechos no se cumplen o están en peligro. También puedes informarte sobre los cauces disponibles para defender estos derechos: qué leyes protegen a la infancia, qué asociaciones y organizaciones trabajan para defender los derechos de la infancia y qué iniciativas de defensa de los derechos permiten que los niños y los jóvenes se unan a ellos. También puedes iniciar junto a tus amigos y familiares tu propia campaña de defensa de derechos ¿se te ocurre algún derecho por el que puedas empezar? 

lunes, 18 de noviembre de 2019

Día de los Derechos deI Niño. "Deseos y necesidades": actividad de tutoría.

¿Son lo mismo los deseos que las necesidades? ¿Qué diferencias hay entre unos y otras?
Entre las necesidades, hay algunas que son básicas y es preciso poder satisfacerlas para llevar una vida digna. Estas necesidades básicas de los niños y niñas  han sido recogidas como derechos en la Convención sobre los Derechos del Niño. Para reflexionar sobre estas cuestiones vamos a realizar la siguiente actividad de tutoría.

Siguiendo las indicaciones del tutor/a, se forman pequeños grupos de cinco o seis componentes. Cada grupo tendrá dos láminas con un juego de tarjetas de 20 deseos y necesidades que deberá leer detenidamente.

A continuación, cuando se indique,  debéis imaginar que vivís en un país que no puede proporcionaros todos esos artículos. Poneos de acuerdo en cada equipo para prescindir de seis de ellos.

Una vez hecha esta selección hay que volver a fijarse detenidamente en las tarjetas que no habéis eliminado. Es una época difícil y hay que hacer más restricciones. No hay más remedio que renunciar a otros seis artículos. Discutidlo en equipo y quedaos sólo con ocho.

Cuando todos los grupos han terminado,  vamos realizar una puesta en común reflexionando sobre las siguientes cuestiones:
  •  En general, ¿qué artículo se ha abandonado antes en la primera ronda? ¿Fue fácil el acuerdo?
  • ¿Y en la segunda ronda? ¿Fue fácil el acuerdo? ¿Por qué?
  • ¿Sabríais ahora diferenciar entre deseos y necesidades? Poned algunos ejemplos.
  • ¿Las necesidades básicas pueden considerarse derechos? Citar algunos derechos que estén recogidos en la relación anterior y en los que todos estéis de acuerdo.
  • ¿Se os ocurre algún otro derecho de los niños y niñas que no figure en la relación anterior? Si es así, exponedlo y defended su importancia ante el grupo.

 Para finalizar, vamos a fijarnos en los distintos artículos que se incluyen en la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) que es el documento aprobado por las Naciones Unidas para garantizar esas necesidades básicas (pincha en el enlace) . 

Trata de identificar los artículos que hacen referencia a alguno de los derechos que se representan en las tarjetas que ha seleccionado tu grupo. Así, por ejemplo, el artículo 24 (Derecho a la salud) está relacionado con la tarjeta nº 12 ("Atención médica cuando la necesites") ¿Con qué artículos están relacionadas otras tarjetas seleccionadas?

Actividad tomada  de “Todos los derechos para todos los niños y niñas”  enrédate.org  pg. 8-11


domingo, 17 de noviembre de 2019

Niños SIN derechos

El 20 - N se conmemora el Día Internacional de los Derechos de la Infancia uno de esos Dias "D"  en le que los medios de comunicación  ponen en el foco en los problemas de la infancia y que nos sirve también de pretexto educativo  para tratar en los centros este importante asunto.

Para reflexionar sobre todo  los que nos queda aún por hacer para que los niños y niñas de muchos lugares del mundo puedan gozar de los mismos derechos que nosotros ya disfrutamos, vamos a visionar un reportaje de INFORME SEMANAL titulado "NIÑOS SIN DERECHOS" (de 13,55 m. de duración). Después, siguiendo las indicaciones de tu tutor/a, tendremos un debate colectivo sobre el tema.

Pincha en la imagen para ver el reportaje:





viernes, 15 de noviembre de 2019

20 N - Día Internacional de los Derechos del Niño



En estos enlaces encontrarás actividades para reflexionas sobre los problemas de la infancia y los Derechos del Niño.

-Día de los Derechos del niño: Vídeos
-Niños SIN Derechos (Vídeo)
-Día de los Derechos deI Niño. "Deseos y necesidades": actividad de tutoría.
-El Derecho más importante. Día de los Derechos del niño
-Un día sin derechos. Día de los Derechos del Niño
-20-N: Día de los Derechos del Niño. Trabajo infantil: imágenes para la reflexión

jueves, 14 de noviembre de 2019

20 N: "Día Internacional de los Derechos del Niño- Vídeos

Con motivo del 20-N. Dia Internacional sobre los Derechos del Niño (o de la Infancia), vamos a realizar en las sesiones de Tutoría distintas actividades sobre el tema. A continuación podrás enlazar con unos vídeos que te ayudarán a reflexionar sobre el cumplimiento de los Derechos de la Infancia y sobre el trabajo y la explotación infantil. Visiónalos con atención ya que tendrás que realizar después las actividades que te indique tu tutor/a.

Video: El trabajo infantil

En este vídeo se narra el día a día de una niña de 13 años  llamada Mena, desde que se levanta hasta que se acuesta. Como podrás ver, se ve obligada a trabajar para ganarse la vida, en unas condiciones muy duras.

¿Cuáles son las principales diferencias y semblanzas entre la vida cotidiana de Mena y la tuya? ¿Por qué?
¿Qué podéis decir de las condiciones del trabajo asalariado de Mena?


-DESCÁRGATE EL VÍDEO

Video: Por manos pequeñas

Por manos pequeñas es un reportaje sobre el trabajo infantil, donde se cuenta la historia de los niños que cosen balones en Paquistán.
¿Por qué crees trabajan los niños y las niñas?
¿Qué derechos de la infancia se vulneran con el trabajo infantil?
¿Tiene relación el trabajo infantil con el consumo en los países del norte?
¿Qué factores influyen en que haya trabajo infantil?
¿Qué medidas se pueden tomar para impedir que las niñas y niños dejen la escuela y trabajen a la fuerza?


-DESCÁRGATE EL VÍDEO

NIÑOS DE PERÚ
Música: "Salir corriendo", Amaral
Vídeo de 6 minutos de duración que describe la vida diaria de un grupo de niños de Perú que trabajan picando piedra en una cantera para ganarse el pan.
-Descárgate la Declaración de los Derechos del Niño (Resumen)

martes, 12 de noviembre de 2019

Pepa y Pepe: la escalera cíclica de la violencia de género

La socióloga Carmen Ruíz Repullo utiliza el cuento de Pepa y Pepe para mostrar de qué manera las y los adolescentes acceden al peligroso círculo de la violencia de género.

Los ejemplos que utiliza son fruto de las investigaciones que detalla en su último estudio, Voces tras los datos. Una mirada cualitativa a la violencia de género en adolescentes, publicado por el Instituto Andaluz de la Mujer, Sevilla, 2016 y disponible en: http://www.observatoriodelainfancia.e...

Este vídeo es un fragmento del subido por el Cep de Orcera bajo el título Graduando violencias cotidianas. La construcción social de las relaciones amorosas y sexuales, y que está disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=i1guB...




https://verne.elpais.com/verne/2017/11/27/articulo/1511783569_920432.html

jueves, 7 de noviembre de 2019

VIOLENCIA DE GÉNERO - RECURSOS Y ACTIVIDADES


Enlaces a páginas con actividades y recursos sobre violencia de género:
  • ACTIVIDADES DE TUTORÍA

ENLACES A OTRAS FICHAS DE ACTIVIDADES Y DOCUMENTOS

    martes, 29 de octubre de 2019

    Planificación del tiempo de trabajo y estudio. Elaboración de un horario personal.

    Ya estamos en la segunda mitad del trimestre y ya tenemos que tener a punto” de los motores del estudio y empezar en serio, sin perder ni un solo día, a trabajar a tope. Para ello lo mejor es elaborar un HORARIO DE ESTUDIO, teniendo en cuenta las siguientes indicaciones:
    • Estudia todos los días y, a ser posible a las mismas horas, eso te ayudará a crear hábito.
    • Dedica al menos 2 horas diarias para las tareas, repasos y el estudio personal.
    • Haz un horario realista, poniendo las cosas que puedes hacer. Poco a poco aumentarás el tiempo.
    • Haz un horario flexible. Revísalo quincenalmente y ve aumentando el tiempo de estudio.
    • Procura que sea equilibrado, repartiendo el trabajo todo los días y no dándote atracones o dejando días “en blanco”, sin hace nada. Para que sea completo, repasa todas las áreas semanalmente.
    • El tiempo que dediques a cada materia dependerá de lo fácil o difícil que te resulte.
      
    PLANIFICACIÓN DE LAS SESIONES DE TRABAJO Y ESTUDIO
    Cada TARDE comenzarás preparando todo el material necesario, para tenerlo a mano y no tener que levantarte a buscarlo, ni interrumpir el trabajo. Tendrás delante tu AGENDA donde habrás apuntado todas las tareas y repasos que tengas pendientes para el día siguiente. Junto a ellas anotarás si tienen dificultad media (poniendo 1), si son difíciles (2) o si son fáciles (3). Esto te servirá para elaborar tu HORARIO en la ficha modelo que puedes descargarte. Cada sesión de estudio puedes organizarla en tres bloques:
    • 1º BLOQUE: (Duración 45-60 minutos aprox.)
      Empieza por una materia de dificultad media (1) o una tarea no muy complicada para ir entrando en el trabajo (como hacen los atletas en el precalentamiento). Descanso de 5-10 minutos.
    • 2º BLOQUE: (Duración 45-60 minutos aprox.)
    • Continúa con lo más difícil (2) o lo que requiera más esfuerzo, tanto si se trata de estudio como de tarea (ahora estamos a pleno rendimiento). Puedes hacer un descanso de 10-15 minutos.
    • 3º BLOQUE: (Duración 45-30 minutos aprox.)
    • Deja para el final lo más fácil (3), lo que más te guste y menos trabajo te cueste, sean repasos, lecturas o tareas. Si estás ya cansado siempre podrás hacer un último esfuerzo. Si es necesario, y puedes seguir un poco más, puedes terminar con un REPASO FINAL rápido.
    Organizado de esta manera, las tareas y el estudio se adaptan mejor a lo que se conoce como “curva de fatiga“ o de “concentración”, tal como puedes observar en el siguiente gráfico.
      
    
    NO OLVIDES QUE:
    • Debes estar en un lugar sin ruidos, y tener el móvil, el ordenador o la música desconectados para evitar distracciones. Al terminar podrás relajarte un rato y conectarte, si quieres con tus amigos/as.
    • Si interrumpes el trabajo o tus descansos son largos, se pierde concentración.
    • Tienes que llevar al día las materias de estudio. No lo dejes todo para el final.
    • Si no tienes tareas, repasa lo explicado o echa un vistazo al tema que se verá más adelante. Aprovecha también para leer los libros de lectura o para avanzar en los trabajos que tienes que entregar a medio plazo.
    • Recuerda que debes dormir 8 ó 9 horas y descansar después de las comidas o deportes que requieran gran esfuerzo.
    DESCÁRGATE LA  FICHA CON CONSEJOS Y LA PLANTILLA PARA HACERTE UN HORARIO

    sábado, 26 de octubre de 2019

    ¿EL MÓVIL? : después de los 14 años

    LOS NIÑOS NO DEBERÍAN TENER MÓVIL HASTA DESPUÉS DE LOS 14 AÑOS.
    Ésto, entre otras cosas muy interesantes, es lo que opina Luis Bononato, presidente saliente de PROYECTO HOMBRE a nivel nacional. No se pierdan esta interesante entrevista en Diario de Jerez en la que nos informa de las nuevas adicciones.
    “En la adicción al juego y las apuestas sólo estamos viendo ahora la punta del iceberg”

    Un recorrido con Luis Bononato por las adicciones que más alarman en la actualidadEl presidente provincial de Proyecto Hombre, en su despacho de la calle Corredera.

    El presidente provincial de Proyecto Hombre, en su despacho de la calle Corredera.
    El presidente provincial de Proyecto Hombre, en su despacho de la calle Corredera. VANESA LOBO



    Después de un periodo de algo más de cuatro años, Luis Bononato, presidente de Proyecto Hombre en la provinciaha dejado su cargo como máximo responsable de esta entidad a nivel nacional, dando el relevo al presidente de Proyecto Hombre en Navarra. No obstante, sigue representando a la organización en el Consejo Estatal de Drogodependencias y otras Adicciones.
    Desde su despacho en la calle Corredera, Bononato admite que compaginar los dos cargos ha supuesto a nivel personal una sobrecarga de trabajo importante y también de responsabilidad. “Es verdad que hay un equipo potente en la asociación a nivel nacional, pero bueno hay que dar respuesta a todas las situaciones que se dan.Pero estoy contento, lo he vivido como un honor que se confiara en mi y que se me haya dado una oportunidad de relanzar mucho el trabajo de prevención”.
    En estos años en los que ha podido tener una visión más global del mundo de las adicciones, afirma que apenas hay diferencias entre comunidades autónomas. “En cualquier caso, son mínimas. Por ejemplo en el consumo de heroína, llega a un 10% de personas atendidas en algunos programas y aquí en la provincia, estamos en el 4 o 5%. Eso es lo poco que hemos podido detectar, en lo demás, la situación es bastante parecida”....

    Los nuevos retos de Proyecto Hombre

    En el cajón ha dejado Bononato temas pendientes, relacionados con los nuevos retos a los que Proyecto Hombre debe hacer frente. Son las nuevas adicciones, las más preocupantes, fruto de una época muy distinta a la de los comienzos de este programa.
    Identificar Proyecto Hombre con ese perfil más desestructurado, con una media de 30 años, que había en los años 90, está muy alejado de la realidad. En este momento, la mayor parte de personas que atendemos son adultos, con su trabajo, consumidores de cocaína, alcohol o el tema del juego. El otro perfil son los jóvenes de 12 a 21 años, con problemas de comportamiento, a veces incluso sin problemas de droga, y otros por juego o consumo de cannabis”.
    Por eso ante las nuevos retos, Proyecto Hombre reclama a nivel nacional una ley de alcohol y menores. “Estamos ahí pendientes pero no acaba de salir. Es imprescindible para todo esto que se está produciendo como comas etílicos, atención a menores en los servicios de Urgencias los fines de semana. Ahora mismo no hay una ley a nivel nacional, hay normativas autonómicas y habría que regular el tema de la publicidad, los horarios”.
    La banalización del consumo de cannabis es otro de los problemas de los que alertan desde Proyecto Hombre. “El hecho de que haya jóvenes que piensen que es más perjudicial el tabaco que el cannabis o que el cannabis tiene efectos positivos, por ejemplo, que cura el cáncer, son mensajes engañosos que el final hacen que se le quite importancia”.
    Apuestas y juego on line y presencial. Es una de las nuevas fuentes de preocupación de Proyecto Hombre, de cuyas consecuencias viene ya advirtiendo hace un tiempo. Bononato pide una regulación a nivel nacional para el juego on line y autonómico, para el juego presencial, las salas de juego. “Es positivo que determinados partidos políticos estén pretendiendo que esto se regule lo más rápido posible y hay también un movimiento asociativo en la misma línea. En la provincia hemos visto el caso de Alcalá del Valle, pero también ha habido manifestaciones en otras ciudades”.
    El presidente provincial de Proyecto Hombre incide en que “sabemos positivamente que un menor que sale del colegio y tiene enfrente una sala de juego, con el luminoso tan atractivo, sin control, al final entrará aunque esté prohibido”. Aboga por ello por medidas drásticas para impedir que sigan aumentando los casos de menores, adolescentes y también adultos que están ya en una situación de uso, abuso y adicción.
    Desde Proyecto Hombre hay talleres de prevención elaborados para poder intervenir con los centros educativos. “Los chavales lo primero que piensan es que van a ganar dinero, cuando se sabe positivamente que todo está hecho para que el que gane dinero sea el empresario”. Pero además de la prevención, insiste en “el sentido común” para proteger a los menores. “Por ejemplo que exista una distancia mínima con respecto a los centros educativos, y luego, el tema de la publicidad. Un menor, cuyo referente es un jugador de fútbol o de cualquier deporte que está incitando o participando en publicidad de juegos de casino, cartas, o apuestas deportivas, es totalmente contraproducente.Quita importancia al riesgo que supone jugar y lo normaliza. Si pudiésemos llegar a legislar ese tipo de actividades no sería tan perjudicial”.
    Bononato está convencido de que en el tema del juego y las apuestas, sólo se está viendo ahora la punta del iceberg. “Los que vienen a tratamiento son mínimos pero va a ocurrir como con las nuevas tecnologías, que hace diez años ya existía el problema y ahora es cuando ya hay grupos importantes en tratamiento”.
    No obstante, considera que aún hay posibilidades de atajar esta más que probable evolución del problema. “Han ido creciendo de una forma exponencial las salas de juego, y también los jóvenes, menores y adultos que están jugando no sólo de forma presencial, sino también on line. Dentro de este grupo que está accediendo al juego, un porcentaje terminará acudiendo a tratamiento. Ya hay padres que nos vienen muy preocupados por lo que están viviendo.Empiezan jugando cinco euros, luego lo hacen a escondidas, porque empiezan a perder dinero, comienzan los pequeños hurtos en las casas....”.
    Sin demonizar a internet, Bononato asegura que ha sido determinante en este aspecto. “Está claro que cuantas más dificultades tengas de accesibilidad a una sustancia u objeto más difícil va a ser que abuses de ella. Internet te posibilita una accesibilidad inmediata, sobre todo, ahora a través del móvil. Cualquier niño o niña tiene acceso al juego y a otras cosas, como el tema de las páginas de pornografía, que también hay que abordar desde ya”.

    Los padres en el punto de mira

    A los padres les ha pillado fuera de juego todo esto. Internet tiene la ventaja de la accesibilidad ante cualquier duda pero los padres vamos totalmente por detrás, ni hemos tenido la experiencia ni hemos tenido la formación, que es desde donde yo puedo acompañar o educar a un hijo mío. No dominamos en absoluto el tema, siempre vamos por detrás”.
    Bononato es en este aspecto pesimista. “No llegamos a conseguir ni se conseguirá creo que los talleres y las escuelas no sean solo para los menores, porque eso se queda cojo sino va acompañado de una intervención con los padres, que son los que van estar las 24 horas con el hijo, y tendrán que poner normas”. Abunda en que a la hora de la prevención “asumimos que no llegamos a la población diana en el caso del menor que son los padres. Se llega sólo a los que están preocupados, que probablemente sean a los que menos falta haga, como siempre suele ocurrir”.
    El director de Proyecto Hombre pone el foco en otro de los problemas. “Desde casa tienen acceso a todo, y además los padres no tenemos recursos ni conocimientos para decir voy a ponerles un filtro, o una alerta porque ellos mismos después la quitan directamente. Los padres están muy limitados. Habría que poner normas, un control, pues bueno durante las comidas, estudiando no poder estar con el móvil, y si te hace falta, estar juntos, pero para eso hay que dedicar tiempo a estar con tu hijo”.
    No se puede obviar la utilización del móvil como herramienta de acceso a todo lo que puede convertirse en un auténtico problema. Desde Proyecto Hombre la recomendación es clara, aunque la realidad demuestra que inalcanzable. “Parece que coincidimos bastante en que los niños no deberían tener móvil antes de los 14 años, pero ya vemos que es imposible, en la Primera Comunión, empiezan con uno o incluso el segundo. Pero no nos podemos engañar, tú estás dando una puerta abierta a todo lo que hemos hablado: las páginas pornográficas, el juego....Corres el riesgo de que tu hijo pueda entrar en contacto con una edad de 10 o 12 años con todo ese mundo”.
    En esta línea expresa también su preocupación por la pérdida de la comunidad, más grave si cabe entre los menores. “Tenemos grupos de amigos de whatsapp y sin embargo, no tenemos una relación directa con alguien.Se fomenta más el individualismo.Hay un factor para la maduración de la persona que es la interrelación directa con el otro, pero ahora mismo estamos creando islas dentro de las familias que no permiten la riqueza que supone el encuentro entre una familia, entre unos amigos”.

    Varios años hasta que se pide ayuda

    Es otro de los problemas. Asegura el director de Proyecto Hombre que desde que se detecta el problema con cualquier adicción hasta que se pide ayuda a Proyecto Hombre pueden pasar dos o tres años. “Por eso pedimos que ante cualquier dificultad se de el paso, que cojan el teléfono, y no se queden con el problema, porque es verdad que les cuesta acudir”.