lunes, 28 de noviembre de 2022

Preparando los exámenes: algunos consejos

En estos días y hasta el final del trimestre hay previstos muchos controles y exámenes. Por esta razón es necesario organizarse bien ya que, en algunos casos se acumulan también los plazos para la entrega de trabajos, las lecturas de libros... Es lógico por tanto que estés un poco más preocupado, aunque si has trabajado durante estos meses con regularidad y si no lo has dejado todo para el final, no debes agobiarte por ello.

Afortunadamente aún nos quedan días para preparar mejor estos controles y, si te organizas, seguro que tendrás mejores resultados. A continuación figuran algunos consejos en los que se apuntan los principales fallos que se cometen en la preparación y realización de los controles y exámenes. También encontrarás algunas orientaciones, para que te enfrentes a los distintos tipos de pruebas con mayor tanquilidad y seguridad. Léelos detenidamente y trata de ponerlos en práctica.

En esta sencilla guía que te hemos preparado tienes consejos para tener en cuenta ANTES de los exámenes. También te ofrecemos algunas pistas que pueden ser útiles DURANTE la realización de un control. Léelas con atención ya que, dependiendo del tipo de examen que te pongan, tendrás que utilizar distintas estrategias. En el texto que sigue te damos también algunas sugerencias para DESPUÉS del examen y para que sepas como te conviene actuar si las cosas no te han ido todo lo bien que esperabas.

También puedes descargarte el cuadro que figura al final del documento para que organices tus repasos durante estos días en los que preparas los próximos exámenes.¡Mucho animo!

Si quiere, puedes consultar esta pequeña guía que hemos preparado pulsando en la imagen para ampliarla:



Si lo prefieres, puedes descargarte la guía con consejos para prepararte los exámenes en el siguiente enlace:       -PREPARANDO LOS EXÁMENES 

jueves, 24 de noviembre de 2022

25-N Conflictos en parejas adolescentes: estudio de casos

La mayoría de las relaciones entre las parejas adolescentes son, por lo general, sanas, basadas en el respeto mutuo,  lo que asegura una buena sintonía que produce satisfacciones mutuas y de las que chicos y chicas salen beneficiados.
Sin embargo, cada vez con mayor frecuencia descubrimos que algunas de estas parejas adolescentes están también afectadas por conflictos y problemas similares a los que surgen en las parejas de personas adultas que podemos calificar como “patológicas”.  
Y así, lamentablemente, no faltan tampoco ejemplos en estas parejas de chicos y chicas de casos de “violencia de género”, esto es, de violencia machista del hombre hacia la mujer,  en sus distintas manifestaciones: malos tratos psicológicos, control obsesivo sobre todo lo que hace la pareja, celos, relaciones de dominio… Aunque las agresiones sexuales o físicas no son frecuentes, a veces también se manifiestan en estas relaciones,  donde también encontramos algunos ejemplos de aislamiento, desvalorización pública o privada de la pareja, amenazas e intimidación… Son pocos casos, pero su incremento en estos años es preocupante.

Para reflexionar sobre las relaciones de pareja entre adolescentes, vamos a realizar la siguiente actividad de tutoría en la que se estudian distintos casos reales (en los que hemos introducido  las oportunas variaciones para evitar su identificación) que han sucedido en institutos de nuestro entorno.  Descárgate la ficha de trabajo y sigue atentamente las instrucciones de tu tutor/a.

-Descárgate la Ficha de Trabajo:  CONFLICTOS EN PAREJAS ADOLESCENTES (Word)

martes, 22 de noviembre de 2022

VIOLENCIA DE GÉNERO - RECURSOS Y ACTIVIDADES


Enlaces a páginas con actividades y recursos sobre violencia de género:
  • ACTIVIDADES DE TUTORÍA

ENLACES A OTRAS FICHAS DE ACTIVIDADES Y DOCUMENTOS

    domingo, 20 de noviembre de 2022

    Día de los Derechos deI Niño. "Deseos y necesidades": actividad de tutoría.

    ¿Son lo mismo los deseos que las necesidades? ¿Qué diferencias hay entre unos y otras?
    Entre las necesidades, hay algunas que son básicas y es preciso poder satisfacerlas para llevar una vida digna. Estas necesidades básicas de los niños y niñas  han sido recogidas como derechos en la Convención sobre los Derechos del Niño. Para reflexionar sobre estas cuestiones vamos a realizar la siguiente actividad de tutoría.

    Siguiendo las indicaciones del tutor/a, se forman pequeños grupos de cinco o seis componentes. Cada grupo tendrá dos láminas con un juego de tarjetas de 20 deseos y necesidades que deberá leer detenidamente.

    A continuación, cuando se indique,  debéis imaginar que vivís en un país que no puede proporcionaros todos esos artículos. Poneos de acuerdo en cada equipo para prescindir de seis de ellos.

    Una vez hecha esta selección hay que volver a fijarse detenidamente en las tarjetas que no habéis eliminado. Es una época difícil y hay que hacer más restricciones. No hay más remedio que renunciar a otros seis artículos. Discutidlo en equipo y quedaos sólo con ocho.

    Cuando todos los grupos han terminado,  vamos realizar una puesta en común reflexionando sobre las siguientes cuestiones:
    •  En general, ¿qué artículo se ha abandonado antes en la primera ronda? ¿Fue fácil el acuerdo?
    • ¿Y en la segunda ronda? ¿Fue fácil el acuerdo? ¿Por qué?
    • ¿Sabríais ahora diferenciar entre deseos y necesidades? Poned algunos ejemplos.
    • ¿Las necesidades básicas pueden considerarse derechos? Citar algunos derechos que estén recogidos en la relación anterior y en los que todos estéis de acuerdo.
    • ¿Se os ocurre algún otro derecho de los niños y niñas que no figure en la relación anterior? Si es así, exponedlo y defended su importancia ante el grupo.

     Para finalizar, vamos a fijarnos en los distintos artículos que se incluyen en la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) que es el documento aprobado por las Naciones Unidas para garantizar esas necesidades básicas (pincha en el enlace) . 

    Trata de identificar los artículos que hacen referencia a alguno de los derechos que se representan en las tarjetas que ha seleccionado tu grupo. Así, por ejemplo, el artículo 24 (Derecho a la salud) está relacionado con la tarjeta nº 12 ("Atención médica cuando la necesites") ¿Con qué artículos están relacionadas otras tarjetas seleccionadas?

    Actividad tomada  de “Todos los derechos para todos los niños y niñas”  enrédate.org  pg. 8-11


    viernes, 18 de noviembre de 2022

    Día Internacional de los Derechos del Niño



    En estos enlaces encontrarás actividades para reflexionas sobre los problemas de la infancia y los Derechos del Niño.

    -Día de los Derechos del niño: Vídeos
    -Niños SIN Derechos (Vídeo)
    -Día de los Derechos deI Niño. "Deseos y necesidades": actividad de tutoría.
    -El Derecho más importante. Día de los Derechos del niño
    -Un día sin derechos. Día de los Derechos del Niño
    -20-N: Día de los Derechos del Niño. Trabajo infantil: imágenes para la reflexión

    martes, 15 de noviembre de 2022

    A CLASE SIN DESAYUNAR: IRRITABILIDAD Y MENOR RENDIMIENTO ESCOLAR

     https://elpais.com/salud-y-bienestar/2022-11-15/irritabilidad-y-menor-rendimiento-escolar-las-consecuencias-de-que-el-20-de-los-adolescentes-no-desayune-antes-de-ir-a-clase.html#?prm=copy_link


    Irritabilidad y menor rendimiento escolar: las consecuencias de que el 20% de los adolescentes no desayune antes de ir a clase

    Las chicas omiten más la primera comida del día debido a la presión que sienten por su imagen en redes sociales, según los expertos


    En el instituto público Gil de Junterón, en Beniel (Murcia), la profesora María Jesús Guardiola pregunta a sus alumnos de primero de bachillerato (16 años) sobre su rutina de desayuno. De los 31 estudiantes que integran el aula, ocho —casi una cuarta parte— no comen nada antes de salir de casa y de los 23 restantes, la mayoría toman un vaso de leche o café y productos con alto contenido en azúcares. Ninguno toma fruta. Además, de los que se saltan la primera comida del día, seis son chicas. Las excusas que más se oyen son: “Prefiero dormir más y por eso no me da tiempo”, “No tengo hambre” y “Me sienta mal”.

    Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, muchos adolescentes españoles omiten esta comida antes de ir a clase, por lo que pasan más de 12 horas entre la última comida del día anterior y la primera del siguiente. Los adolescentes con estas conductas tienen un menor rendimiento escolar y pueden sufrir irritabilidad y cansancio, según la vicepresidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP) Teresa Cenarro.

    En 2018, los datos del estudio ANIBES, que elabora la Fundación Española de Nutrición, afirmaba que uno de cada cinco estudiantes salía de casa por la mañana sin tomar nada. Además, el 35% de los que sí desayunan lo hacen de manera inadecuada, afirma Rosaura Leis, coordinadora del Comité de Nutrición y Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Los alimentos que toman no aportan las calorías necesarias, o directamente no son los recomendados para una alimentación saludable, asegura la pediatra.

    La costumbre de omitir la primera comida del día tiene una prevalencia mayor en las chicas que en los chicos. Durante la adolescencia ellas sienten más presión por su imagen en redes sociales y son más sensibles al contenido que consumen en ellas, lo que las lleva a tener un riesgo mayor a sufrir dietas deficitarias “con la falsa idea de que de alguna manera ahorran calorías”, expone Leis.

    La cantidad de alumnos que no desayuna aumenta con la edad y las cifras más altas se encuentran en 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), 2º de bachillerato y los grados medios de formación profesional, asegura Cenarro. La experta añade que las clases y el ejercicio físico que realizan durante el día, sumado al desgaste que causa la etapa de crecimiento, hacen que los adolescentes tengan que consumir más calorías que los demás para obtener la energía que necesitan.

    Ana Beatriz Rodríguez, catedrática de Fisiología de la Universidad de Extremadura, sostiene que en España no se le da al desayuno la importancia que requiere. Para realizarlo de manera adecuada se debería tomar algún alimento con vitamina C; una bebida algo excitante, como leche con cacao o café; e hidratos de carbono —lo ideal es pan integral con algún alimento proteico como el jamón serrano o el de pavo y un poco de aceite de oliva—, indica la experta. “Incluso a esa hora si se toma un dulce se metaboliza perfectamente”, concluye.

    Sin embargo, la realidad es bastante diferente. Paco Botella, coordinador del área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), reconoce que en España los adolescentes “desayunan fatal”. Consumen mayoritariamente productos ultraprocesados con mucha azúcar, como bollería industrial, galletas, zumos embotellados y lácteos preparados como los batidos de chocolate.

    Rodríguez incide en la importancia del horario. Expone que entre las 08:00 y las 10:00 de la mañana es cuando el cuerpo está mejor preparado para ingerir alimentos calóricos y que se metabolicen correctamente. Gonzalo Pin, miembro del grupo de trabajo de pediatría de la Sociedad Española del Sueño, habla de una “verdadera lucha contra el reloj biológico”.

    Todas las células tienen uno y si las hacemos trabajar en horas a las que no están programadas, por ejemplo, si desayunamos a las 11:00 de la mañana y comemos a las 16:00 de la tarde, “el efecto es mucho peor” porque todo el aparato digestivo no está preparado para recibir la alimentación, argumenta el experto.

    Esteban Álvarez, presidente de la Asociación de Directores de Institutos Públicos de Madrid (ADIMAD), sostiene que esta situación se extiende cada vez más. Verónica Iglesias es enfermera en el I.E.S. Sierra de Guadarrama en Soto del Real—centro dirigido por Álvarez—y expone que atiende, de media, a entre cuatro y cinco estudiantes al día con mareos o dolor de cabeza porque han ido a clase con el estómago vacío. “Hay alumnos que no comen nada desde la cena del día anterior hasta la hora de la comida del día siguiente”, lamenta.

    La sanitaria cuenta el caso de una adolescente que hace poco acudió a la enfermería del instituto por una hipoglucemia. Tenía que darle algo con azúcar para que se le pasara, pero la joven, de 14 años, se negaba a tomarlo porque seguía la dieta keto —baja en carbohidratos— y “decía que, si tomaba azúcar, se saltaba la dieta”, comenta Iglesias.

    Aunque desde los centros educativos se pongan en marcha planes para promocionar los beneficios de un desayuno saludable, tanto Álvarez como Iglesias hacen hincapié en la importancia de que se inculquen estas costumbres desde casa. “Si en casa se come saludable, fuera de casa también”, añade el presidente de ADIMAD. Leis, pediatra de la AEP, añade que cuando los menores desayunan en familia, su ingesta es mejor, tanto en esta comida como en las demás del día, porque hay una transmisión de hábitos alimentarios saludables.

    Los jóvenes que no desayunan tienen un riesgo mayor de sufrir obesidad y sobrepeso, dicen la nutricionista y las pediatras. Llegan a la siguiente comida con una sensación mayor de hambre y eso hace que consuman más calorías, “que además no siempre son las adecuadas”, añade Cenarro.

    Sobre esto, Paco Botella, de la SEEN, matiza que lo importante es centrarse en la visión general de la alimentación diaria de cada adolescente. El experto argumenta que, aunque no coma nada al levantarse, si el resto de las comidas las hace de forma saludable, no tiene por qué suponer un problema para su salud.

    Un estudio de 2021 realizado en Cataluña situó en un 19% y un 17% la cantidad de chicas y chicos, respectivamente, que no desayunan. Estas cifras aumentan hasta el 30% y el 28% si hablamos de personas en una situación socioeconómica desfavorecida. En este sentido, Rosaura Leis, de la AEP, y Teresa Cenarro, de la AEPAP, advierten de que además de saltarse comidas, también aumenta el riesgo de realizar una alimentación menos saludable. El alto precio de los productos frescos y saludables hace que, en muchas ocasiones, tengan que adquirir ultraprocesados: “Un paquete de bollos o de galletas de marca blanca es más barato que la fruta fresca”, amplía la pediatra de la AEPAP.

    La falta de sueño y los malos hábitos en la alimentación

    Los profesionales destacan también la influencia de los horarios de sueño de los adolescentes en estas conductas. María José Martínez, coordinadora del grupo de cronobiología de la Sociedad Española del Sueño (SES), explica que, durante la adolescencia, el horario de los jóvenes para irse a dormir se retrasa, pero a la vez a partir de la secundaria tienen que entrar entra las 08:00 y las 08:30 de la mañana, una hora antes que en la primaria.

    Esto les provoca lo que se conoce como jet lag social; entre semana van acumulando cansancio y durante el fin de semana no descansan lo suficiente para comenzar la siguiente semana con la energía necesaria, así que se convierte en un círculo vicioso. Gonzalo Pin, miembro del grupo de trabajo de pediatría de la SES, explica que esta omisión del desayuno es el resultado de dos factores: los adolescentes se levantan sin apetito y lo hacen tarde, por lo que tampoco tienen tiempo de sentarse a la mesa antes de salir de casa.

    Además, según el experto, hay una “relación directa” entre el déficit crónico de sueño y las alteraciones de la nutrición, ya que se tiende a tomar comida menos saludable, más grasa y con más hidratos de carbono. Tanto él como Martínez recomiendan retrasar una hora el inicio de las clases en secundaria y bachillerato para poder combatir esa carencia.