sábado, 27 de noviembre de 2010

Casi el triple de tiempo con la “tele” y el ordenador que estudiando. Datos de un estudio.

Los jóvenes de secundaria pasan casi el triple de tiempo con la “tele” y el ordenador que estudiando. Esta es una de las muchas conclusiones que se desprenden de un reciente estudio realizado por la Fundación Antena 3 en colaboración con el Defensor del Menor que puede consultarse en el libro En busca del Éxito Educativo: Realidades y soluciones. En esta publicación han colaborado prestigiosos especialistas como J.A. Marina, Jaume Carbonell o el propio Defensor del Menor, Arturo Canalda. El citado estudio incluye los datos de una interesante Encuesta sobre los hábitos de estudio de los niños españoles que invitan a la reflexión de todos. Así por ejemplo se apunta que el 30% del alumnado de Secundaria dice estar conectado a internet mientras estudia; el 46% escucha música con el libro delante y el 18% tiene la televisión encendida. Un 40% menciona tener gente hablando cerca. Los problemas de concentración que se derivan de estos datos saltan a la vista. El tiempo medio de estudio en Secundaria es de 85 minutos diarios, muy por debajo del dedicado a estar en internet o a ver la tele (una hora y tres cuartos para cada una de estas ocupaciones. La videoconsola consume por término medio otros 45 minutos al día. Curiosamente, el estudio apunta que los padres tienen la percepción de que sus hijos dedican más tiempo al estudio del que estos manifiestan. Recomendamos consultar el citado estudio que aporta también interesantes conclusiones y nos ayuda a entender algunos de los problemas más relevantes que afectan a la Educación, para cuya superación debemos colaborar TODOS los sectores de la comunidad educativa: profesorado, familias, alumnado y administración educativa. Dejamos como reflexión las palabras del filósofo José Antonio Marina, uno de los autores del informe: “el sistema de excusas en el que nos hemos refugiado –en el que cada agente social echa la culpa del fracaso a los demás agentes, la familia a la escuela, la escuela a la familia, todos a la televisión, la televisión a los espectadores y, al final, todos al gobierno- es un efecto de este círculo vicioso”. Si quieres más información pincha estos enlaces: