miércoles, 3 de febrero de 2010

La Mochila de la Tarde

Cuando los resultados no han sido buenos es como si se nos encendiese una “luz roja" de alarma ante la que debemos actuar. Igual que si de una emergencia se tratase. Además de otras posibles causas que hayan podido influir en nuestro rendimiento, lo más probable es que no hayamos dedicado el tiempo suficiente a las tareas escolares y los repasos. Muchos chicos y chicas suelen decir a sus padres aquello de que “hoy no tengo tarea” o “ya he acabado lo que me han mandado”… y apenas media hora después de sentarse por la tarde a trabajar, ya han terminado. Si en la primera evaluación las cosas no te han ido bien tienes que “ponerte las pilas” y tomarte muy en serio el estudio para poder remontar los malos resultados. Para ello, debes dedicar un tiempo mínimo cada tarde (2 horas al menos) a “entrenarte” para “estar en forma” y poder jugar el partido de la segunda evaluación con garantías de poder ganarlo. Te proponemos que, para ello, prepares “La Mochila de la Tarde”, cuando te sientes cada día (al menos dos horas) a trabajar. En esa mochila tienes que meter: Las TAREAS “INMEDIATAS” -Las que tienes que hacer para mañana o pasado. 2º Las TAREAS A “MEDIO PLAZO” -Esos trabajos y tareas que tenemos que hacer para dentro de quince días o un mes: lectura de libros, cuadernillos de Recuperación de materias pendientes, trabajos de Plástica o Tecnología… Sólo si haces un poco cada día no se te amontonará todo para el final. Recuerda que muchas veces no da tiempo y que los plazos coinciden después con exámenes y controles… Por esta razón podemos aprovechar esos días en los que no tenemos otras tareas más urgentes para darles un empujón a estas “tareas a medio plazo”. 3º REPASOS Cada día debemos incluir en nuestra mochila el repaso de un par de materias. Como tenemos más frescas las explicaciones, nos será más fácil recordarlas si repasamos los apuntes o volvemos a leer en el libro lo que nos han explicado hoy. Deberemos también tratar de hacer en casa los ejercicios o problemas que no entendimos bien y que hemos tenido que copiar en el cuaderno. Esta tarea no te la manda nadie, pero si no te la pones tu mismo, no será fácil repasarlo todo unos días antes de los exámenes. 4º ESTUDIO-PREPARACIÓN de EXÁMENES Si sobra algo de tiempo podemos dedicarnos a estudiar y a preparar exámenes. En todo caso, al menos una semana antes de cada examen, en nuestra mochila de cada tarde deberemos incluir la preparación de esos controles. Como ya habremos repasado antes, nos costará menos trabajo. Y al terminar… no olvides preparar la mochila para mañana.