viernes, 8 de febrero de 2013

¿Móviles en el instituto?

En septiembre, al comenzar el curso, se recuerda al alumnado y a sus familias la prohibición de traer móviles al centro. Es una norma habitual en todos los centros educativos, y aunque ya está empezando a cuestionarse por distintos sectores de la comunidad educativa, lo cierto es que nuestras Normas de Funcionamiento lo recogen que: “No está permitido traer al centro teléfonos móviles, así como MP-3 o MP4. En su caso, serán retirados y entregados en Jefatura de Estudios para su devolución a los padres”. Pese a lo claro del mensaje, son muchos los alumnos y alumnas no hacen caso de ello y siguen trayendo a diario sus móviles al instituto.

Algunas Comunidades Autónomas ya lo han regulado con normas específicas prohibiendo llevar a los centros educativos aparatos electrónicos que no son necesarios para la actividad académica (teléfonos móviles, reproductores de música, cámaras fotográficas, consolas…) y planteando sanciones al alumnado que incumple estas reglas. En distintos países de la unión europea está también prohibido por normativa oficial como, por ejemplo, en Francia.

Está claro que un uso inadecuado de los teléfonos móviles puede distorsionar el ritmo normal de las clases y provocan en el alumnado distracciones y falta de atención. A veces, son objeto de discusión y en ocasiones, incluso de robo. En algunos casos, su uso inadecuado (grabar imágenes para subir después a internet, enviar mensajes, darse “toques” en plena clase…) puede provocar serios problemas y, además de la retirada inmediata del móvil, estos hechos pueden ser sancionados como falta grave.

Algunos padres son conocedores de que sus hijos traen el móvil al instituto e incluso se lo permiten con el pretexto de que deben llamarlos para tal o cual asunto. Conviene recordar que, en caso de necesidad, los alumnos pueden llamar a sus casas desde el teléfono del instituto y sus familias pueden localizarlos también de la misma manera.

Son muchos los que opinan que no habría que prohibir nada y que bastaría con establecer unas normas claras de uso para que no hubiese problemas… Para reflexionar sobre todas estas cuestiones hemos planteado también una actividad de tutoría (descargar ficha).

En todo caso, conviene recordar que, mientras no se regule lo contrario,  NO SE DEBEN TRAER MÓVILES AL INSTITUTO. Las familias pueden colaborar activamente para que se cumpla esta norma recordando a los alumnos/as que al salir por la mañana para ir al instituto, deben dejar el móvil en casa. Así de fácil.

Ficha de trabajo:
MÓVILES EN EL INSTITUTO: ¿Y TÚ QUE OPINAS?