miércoles, 15 de octubre de 2014

Nos "ponemos las pilas": un plan de trabajo para las tardes

Hoy se cumple el primer mes desde que empezó el curso y, por tanto, se puede decir que la fase de rodaje ha terminado.

Mañana terminan las reuniones de Equipos Docentes, en las que todos los profesores y profesoras que dan clase a un mismo grupo de alumnos repasan como marcha cada alumno y como está respondiendo el grupo.

Ya se hicieron las evaluaciones iniciales y ya se ha informado a los alumnos sobre los criterios de evaluación de cada materia. Para quienes tienen materias pendientes, se ha repartido también la información sobre los trabajos y tareas que han de hacerse para recuperarlas. YA NO HAY EXCUSAS para trabajar a tope, así que, si no lo has hecho todavía, es hora de PONERSE LAS PILAS.

Para ello te proponemos un plan de trabajo para las tardes.


UN PLAN DE TRABAJO PARA LAS TARDES 

Para llevar los estudios y las tareas al día es necesario organizarte bien las TARDES haciéndote un plan de trabajo realista que te ayude a no dejar atrás ninguna materia.Se trata de un plan flexible que habrás de ir cambiando ligeramente cada día en función de las tareas y repasos que tengas, pero al que tendrás que dedicar un tiempo razonable para que vayas adquiriendo hábitos de estudio.

Cada tarde, después de comer y descansar un buen rato para desconectar y relajarte, debes dedicar a ello un tiempo razonable,  siendo aconsejable trabajar al menos al menos 2 horas diarias.

Elige un lugar tranquilo donde puedas concentrarte sin ruidos. Apaga tu móvil. Tu familia y tus amigos saben que vas a estar estudiando...

Consulta tu AGENDA para ver las tareas pendientes y hazte una pequeña lista en la que debes anotar qué te propones hacer ese día. En esta SESIÓN DE TARDE no pueden faltar un tiempo para:

1º Las TAREAS “INMEDIATAS”
-Las que tienes que hacer para mañana o pasado o las que son más urgentes.

2º Las TAREAS A “MEDIO PLAZO”
-Esos trabajos y tareas que son para dentro de quince días o un mes: lectura de libros, cuadernillos de recuperación de materias pendientes, trabajos de Plástica o Tecnología… Te conoces bien y sabes que, si no haces un poco cada día, se te amontonará todo para el final. Aprovecha esos días en los que tengas menos deberes para darles un empujón a estas “tareas a medio plazo”.

3º REPASOS
Cada día conviene repasar un par de materias. Como se tienen más frescas las explicaciones, será más fácil recordarlas si repasas los apuntes o vuelves a leer en el libro lo que te han explicado hoy. También debes tratar de hacer en casa los ejercicios o problemas que no entendiste bien y que habrás copiado en el cuaderno. Esta tarea no te la manda nadie, pero si no te la pones tu mismo, no será fácil repasarlo todo unos días antes de los exámenes.

ESTUDIO Y PREPARACIÓN de EXÁMENES
Si te queda algo de tiempo puedes dedicarlo a estudiar y a preparar exámenes. En todo caso, al menos una semana antes de cada examen, en tu plan de trabajo de cada tarde tendrás que incluir la preparación de esos controles. Como ya habrás repasado antes, te costará menos trabajo.

Y cuando ya termines, para que no se te olvide nada,  prepara la mochila para el día siguiente… y date un pequeño premio por tu esfuerzo. ¡Te lo mereces!

-DESCÁRGATE LA FICHA SOBRE LA PLANIFICACIÓN DE LAS TARDES