sábado, 31 de agosto de 2013

Los teléfonos de acoso escolar "arden" ante la llegada del nuevo curso

Los teléfonos de acoso escolar "arden" ante la llegada del nuevo curso. 
Las organizaciones que combaten el problema alertan de que, desde mediados de mes, las llamadas se multiplicaron por 20 El 7% de las peticiones de ayuda proceden de centros escolares.

Con estos titulares se publica hoy (31/08/2013), en muchos diarios, un artículo de A. Domenech (EFE) que pretende llamar la atención sobre el ACOSO ESCOLAR, cuando estamos a punto de empezar un nuevo curso. No dejen de leerlo:

"Las organizaciones dedicadas a combatir el acoso escolar observan cómo se multiplican las llamadas y consultas de padres angustiados por una situación que arrastran sus hijos desde el curso anterior y que han sufrido incluso durante el verano, en una proporción muy superior al año pasado. 

Los padres buscan ayuda porque sus hijos empiezan a decir que no quieren ir al cole, están tristes, nerviosos y retraídos, les duele el estómago, la cabeza, no duermen..., tienen problemas psicosomáticos derivados de una situación de estrés que no saben verbalizar o de la que temen hablar por miedo a represalias. 

La presidenta de la Asociación Contra el Acoso Escolar (ACAE), Encarna García, informa de que desde mediados de agosto las llamadas de los padres "se han multiplicado por 20" porque el pasado curso se saldó con "muchos problemas sin resolver". "Los teléfonos arden", enfatizó. 

También el coordinador de la Asociación SOS-Bullying, Ferrán Barri, afirma que han recibido "cinco veces más" peticiones de ayuda que el año pasado por estas fechas, de casos en los que sobrevuela la intimidación al niño sin llegarse resolver. 

Desde Protegeles.com, aseguran que este año las consultas se han incrementado un 150% con respecto al anterior. "Ahora es cuando está despuntando la preocupación de los padres", explicó Guillermo Canovas, presidente de esta organización. 

 
El director del Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo, Luis Estebaranz, declaró que el repunte más significativo de las consultas aún está por llegar, ya que se suele producir en los primeros días del curso escolar. 

Este organismo detectó en 2012 un total de 1.778 casos de violencia contra niños de los que el 15,5% (276) eran sobre bullying, pero en lo que va de año ya van 261. "Sin lugar a dudas, en 2013 vamos a atender un mayor número de casos", puntualizó. 

Canovas explicó que, lamentablemente, el acoso escolar se está prolongando durante el verano porque las redes sociales y el WhatsApp no se toman vacaciones y la crisis obliga a las familias a pasar más tiempo en el barrio, donde los menores no pueden esquivar a sus torturadores. 

Como dato novedoso, el presidente de Protégeles.org reseñó que el 7% de las peticiones de ayuda han sido de centros escolares, algo que, hasta hace un año, "nunca había ocurrido". 

¿Significa todo esto que está aumentado el bullying en España? Los expertos no lo saben con certeza pero quieren pensar que no y achacan estos datos a un mayor grado de sensibilización por parte de los actores implicados, los adolescentes, que ahora lo identifican mejor, y los docentes y padres, más dispuestos a actuar y conocen mejor los recursos de ayuda. 

García recordó a los padres que son el "termómetro" de sus hijos, por lo que no pueden "pasar de ellos" y que al llegar a casa "se encuentren solos, sin tener quién les escuche". A los profesores pide que "no miren para otro lado". 

Los estudios realizados en este país arrojan cifras dispares sobre el número de menores afectados que van desde un 7% al 24%, probablemente, porque la definición de bullying no es idéntica para todos los investigadores. 

Iñaki Piñuel, psicólogo y director del Informe Cisneros, afirma que al menos un 44% de los escolares ha padecido alguna situación de maltrato por parte de sus compañeros que, en ocasiones... pueden dejar secuelas de por vida si no se abordan tiempo".